top of page

La financiación bancaria es fundamental para impulsar la transición energética

El sector energético es esencial para impulsar el desarrollo de nuestro país y en Santander estamos realizando un gran esfuerzo para contribuir al desarrollo de una matriz energética sustentable


Santander acompaña a sus clientes en su transición hacia una economía baja en carbono. Ha participado en la emisión de 13 bonos verdes, sociales, sustentables y vinculados a la sustentabilidad. A través de estos instrumentos se financian parques eólicos y solares, edificios sustentables y se impulsa la generación de empleo responsable. Ofrecemos además préstamos sustentables para individuos y empresas, esto permite adquirir productos y servicios que reducen el impacto ambiental.


También contribuimos con el sector público para mejorar sus políticas públicas. Recientemente, Santander trabajó con la ciudad de Córdoba para que se convierta en la primera ciudad del país en emitir un bono “verde” (colocación de $2.000 millones a 36 meses de plazo). Los fondos se destinaron a la instalación de luminarias LED (mayor eficiencia energética); incorporación de paneles solares (producción de energía renovable); y a obras de saneamiento (protección del ambiente y la salud pública). Santander impulsa oportunidades similares con todos los municipios del país y acaba de concretar un bono similar con la provincia de Mendoza.


Creemos que el rol del sector financiero es clave para la transición hacia una matriz energética sustentable del país. Somos signatarios del acuerdo de París y del Net Zero Banking Alliance, y tenemos como uno de nuestros principales objetivos ayudar a nuestros clientes en la transición hacia una economía baja en carbono, para llegar a un net zero en 2050.


Santander en sí no es un gran emisor de gases de efecto invernadero, pero sí tiene la preocupación y el compromiso de que los clientes reduzcan su huella de carbono. Nuestro rol es exigir que los clientes hagan la transición y, segundo, ofrecer los instrumentos financieros, los préstamos y el mercado de capitales para que puedan financiar esa transición.


Veo un interés enorme en las empresas por avanzar en esta transición, en la reconversión energética. Los principales desafíos están desde el punto de vista de la obtención de materias primas y de equipamientos, muchos de ellos importados, que provienen de China o Alemania. Actualmente, los tiempos de importación tienen algunas demoras, y eso desalienta un poco a algunas empresas. Además, dependiendo de la región geográfica, las tarifas siguen estando bajas, con lo cual no hay un incentivo económico per se a la transición, es más una cuestión de concepto, de principio de la empresa, pero en el cortísimo plazo la opción de la red es mucho más económica, con lo cual el payback de la inversión se termina diluyendo.


Sin embargo, hay muchos que entienden que esto no es una situación permanente y que se van a ajustar las tarifas, por lo que toman la decisión de avanzar en esta necesaria transición. Así que, en líneas generales, soy optimista porque los principales desafíos se van a superar cuando las variables económicas se estabilicen.



Commentaires


Nuestras redes
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Icono social LinkedIn
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page