top of page

Compromiso y acción: la FNGA presente en la Semana del Clima 2023

Equipo de comunicación FNGA


La Semana del Clima de Nueva York 2023 destaca la imperativa necesidad de abordar la crisis climática global a través de compromisos fuertes y concretos de todos los sectores.


La Semana del Clima, uno de los eventos climáticos más trascendentales a nivel global, contó una vez más con la participación de la Fundación Nueva Generación Argentina (FNGA). Este evento de alto perfil se desarrolló en la ciudad de Nueva York, del 17 al 23 de septiembre, con una ceremonia inaugural que tuvo lugar en las instalaciones del New York Times. La organización estuvo a cargo de The Climate Group en colaboración con la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) y la Ciudad de Nueva York.


Este evento convoca a una profunda reflexión sobre la cruda realidad de la crisis climática que afecta a nuestro planeta. En el transcurso de este año, el clima ha causado estragos en distintas regiones del mundo, dejando en evidencia la gravedad de la situación. En julio, la ciudad de Nueva York sufrió la peor exposición registrada a la contaminación del aire por partículas debido a los devastadores incendios forestales que asolaron partes de Canadá, ubicado a casi 1000 kilómetros al norte. Mientras tanto, muchas partes de Europa y Asia se encontraban en llamas a causa de olas de calor sin precedentes que, en ocasiones, alcanzaron temperaturas superiores a los 45°C, y se enfrentaron a inundaciones repentinas. En Argentina, también experimentamos temperaturas récord en julio y agosto. Todos estos acontecimientos nos indican que el momento para tomar medidas decisivas es ahora.


Por esta razón, bajo el lema "We can, we will" (Podemos, lo haremos), la Semana del Clima de Nueva York 2023 buscó inspirar la acción. Este programa incluyó más de 400 eventos presenciales con la participación de expertos, líderes de diferentes sectores, tomadores de decisiones, empresarios y representantes gubernamentales de todo el mundo. Los temas abordados giraron en torno al cambio climático, las energías renovables, la obtención de financiamiento, los mercados de bonos, la creación de empleos verdes, entre otros aspectos cruciales.


Este lema representa una afirmación esperanzadora y confiada en nuestra capacidad para lograr una transformación urgente y necesaria. La invitación es a respaldar estas palabras con soluciones concretas, ejecutables y escalables que nos permitan alcanzar nuestros objetivos climáticos.


La Ceremonia de Apertura se tituló "La ventana de oportunidades está por cerrarse". Los oradores de la misma instaron a reflexionar sobre si la acción climática está progresando lo suficientemente rápido a nivel global y si aquellos en posiciones de poder están asumiendo la responsabilidad que les corresponde. ¿Cuál es la cruda realidad del desafío que enfrentamos? ¿Hacia dónde debe dirigirse la inversión?


Helen Clarkson, Directora Ejecutiva de Climate Group, sostuvo que: “Cada vez que creemos que vamos en la dirección correcta, el planeta nos devuelve bruscamente a la realidad. Entonces, ¿cómo podemos contrarrestarlo? Solo hay una respuesta: una determinación implacable. Tenemos los medios, tenemos la escala y en gran medida tenemos las soluciones. Ahora depende de nuestra determinación. , porque sabemos que el cambio que necesitamos es completamente posible.”


La Semana del Clima de Nueva York 2023 se erigió entonces como un llamado apremiante a la conciencia global y a la acción coordinada para abordar la crisis climática que se cierne sobre nosotros. Su importancia radica en que fue un lugar de encuentro para personas, empresas, instituciones y gobiernos a los cuales los une el deseo de trabajar para cambiar el presente y el futuro de nuestro planeta.



Participación del sector privado: clave para aumentar la acción climática


Climate Week se enfoca en visibilizar la importancia de la cooperación, el trabajo conjunto y el compartir experiencias para incrementar la ambición de la acción climática. De esta forma, resulta clave que el sector privado se involucre en este proceso, asumiendo compromisos y compartiendo responsabilidades.


En el contexto climático actual, es fundamental que se incorporen las compañías a la lucha frente al cambio climático, para acelerar la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). De este modo, es necesario aumentar la rendición de cuentas, llamando a las empresas a declarar públicamente sus compromisos y a resaltar las acciones que emprenderán para cumplir dichos objetivos.


¿Por qué deben involucrarse las empresas?


El cambio climático está afectando a todo el mundo, y las empresas no son una excepción, ya que la escasez de recursos traerá consecuencias en el costo de hacer negocios y de llevar adelante las actividades de las compañías.


Kate Brandt, directora de sostenibilidad de Google, expuso en The Climate Week acerca de cómo pueden las empresas privadas como Google y los responsables políticos trabajar juntos para promover la innovación para la mitigación de emisiones. “Hay varias maneras en que las corporaciones y los responsables políticos pueden trabajar juntos para promover la innovación para la mitigación de emisiones, incluidas, entre otras: establecer objetivos de reducción de emisiones y vías tecnológicamente neutrales para lograr una economía baja en carbono en línea con las orientaciones y conocimientos científicos del IPCC o utilizar mercados energéticos competitivos e interconectados para empoderar a los consumidores y acelerar la transición hacia una economía limpia”, remarcó.


El buen desempeño ambiental por parte de las empresas, se vería reflejado en la reducción de costos, la mejora en las operaciones y el aumento de la eficiencia. Con un enfoque es pos del cuidado ambiental, las empresas pueden disminuir costos utilizando energía solar y otras fuentes de energía renovable. Asimismo, contribuyen a disminuir la incertidumbre energética, y al mismo tiempo reducen su huella de carbono.


Con el cuidado ambiental, las compañías también pueden obtener otros beneficios en el mundo de los negocios, como la mejora reputacional o el aumento en la confianza de los inversionistas, punto muy importante a la hora de establecer nuevos contactos para el crecimiento económico.


En tanto, Marissa Pagnani McGowan, directora de sostenibilidad, L'Oréal Norteamérica, destacó: “La humanidad depende de la estabilidad del clima, y ​​nuestro medio ambiente necesita restauración y regeneración para sustentar esta estabilidad. Los ecosistemas en degradación requieren atención urgente y representan cada vez más un riesgo para las empresas. Cuando los negocios se ven amenazados debido a riesgos relacionados con la naturaleza, también lo están los empleos que dependen de ellos”.


Eryn Devola, directora de Sostenibilidad de Siemens Digital Industries, explicó que actualmente los sectores productivos son responsables de alrededor del 20% de las emisiones globales de CO2 y del 38% del uso de energía mundial. Además, solo el 13% de los residuos mundiales se recicla y las empresas deben reducir su dependencia de los combustibles fósiles. Al mismo tiempo, los consumidores exigen cada vez más productos diseñados y fabricados de forma sostenible.


De esta manera, subrayó que las empresas deben hacerse cargo de sus datos no solo dentro de sus propias operaciones, sino también colaborar con los socios y la cadena de suministro para tomar decisiones que aprovechen los recursos y sean prioritarias para el planeta y que impliquen soluciones de extremo a extremo para los productos que fabrican. A este concepto lo llamó "inteligencia colectiva".


En tanto, Bob Moritz, presidente global de PwC, brindó detalles de su investigación, la cual muestra que 58 billones de dólares del PIB mundial (el 55%) dependen alta o moderadamente de la naturaleza. En este sentido, destacó que a pesar de sus agendas, que se apoyan mutuamente, el cambio climático y la pérdida de naturaleza siguen abordándose de forma aislada. “No hay forma de gestionar eficazmente el riesgo empresarial sin comprender primero el nexo entre naturaleza y clima”, expresó.


“Gestionar este cambio requerirá una colaboración profunda. Ni el cambio climático ni la pérdida de naturaleza pueden gestionarse únicamente a nivel de empresas y organizaciones individuales. Si su fábrica se inunda, también lo estarán las carreteras alrededor de su fábrica, las casas de sus trabajadores y las escuelas de sus hijos. Construir muros privados no funcionará. Necesitamos acciones conjuntas y sistemas de información sólidos para que las partes interesadas puedan tomar buenas decisiones”, manifestó Moritz.



La importancia de la vinculación público - privada: el rol de las ciudades y los estados subnacionales


Si bien la Semana del Clima cuenta con una novedosa perspectiva corporativa, el rol de los gobiernos en todos los niveles también fue destacado. Durante la misma participaron y aportaron sus ideas y sus experiencias líderes de ciudades y estados subnacionales de todo el mundo, coincidiendo en que la articulación público-privada es esencial para paliar la crisis climática.


Particularmente, las políticas regionales ocupan un lugar trascendental en los progresos ambientales, porque son los gobiernos locales los cuales están más cerca de las demandas y necesidades de la población. Tal como concluyó luego del Climate Ambition Summit el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, “hay regiones y ciudades que ya alinearon sus políticas, sus estrategias y sus inversiones con la meta del 1.5°”. Además, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, quien además es miembro del board de C40 Cities (un grupo de 96 ciudades de todo el mundo que se unieron para luchar contra el cambio climático), indicó en el panel de Apertura de la Semana del Clima que “las ciudades y las provincias, a diferencia de los Estados nacionales, ya están generando cambios”.


Desde esta perspectiva, la FNGA profundiza diariamente su trabajo bajo la plataforma del Hermanamiento entre la Provincia de Santa Fe y el Estado de California. Para potenciar el eje ambiental del acuerdo, Diego Sueiras, Presidente de la Fundación Nueva Generación Argentina, tuvo la posibilidad de reunirse en el marco de la Semana del Clima con el Gobernador de California, Gavin Newsom, y representantes del poder legislativo californiano, como los senadores Henry Stern y Ben Allen.


La reunión también giró en torno a la visita oficial que los miembros del poder legislativo de California harán a la Argentina durante el mes de noviembre, teniendo en cuenta las potencialidades que el trabajo en conjunto entre estas dos regiones puede significar sobre todo en materia climática, por sus capacidades de producción de biocombustibles y de energías renovables.


La lucha contra los combustibles fósiles


Al Gore, Ex Vicepresidente de Estados Unidos, ambientalista, fue el principal orador en el evento organizado por el gobierno de Quebec y la Alianza B.O.G.A.


Dado que la transición energética constituye uno de los ejes estratégicos sobre el cual la provincia de Santa Fe podría sentar las bases de un desarrollo pleno, sólido y sostenible en un futuro próximo, la FNGA asistió al evento organizado por el Beyond Oil & Gas Alliance (“Más allá del petróleo y el gas” - BOGA por sus siglas en inglés).


El BOGA es una alianza internacional conformada por gobiernos y actores privados y provenientes del tercer sector cuyo objeto rector se centra en fomentar la eliminación gradual de la producción de petróleo y gas en los diálogos internacionales sobre el clima, movilizar acciones y compromisos y crear una comunidad internacional que ayude a los gobiernos a avanzar en este área.


En la actualidad, la alianza BOGA es copresidida por sus Estados fundadores: Dinamarca y Costa Rica, a quienes se añaden en tanto miembros plenos Francia, Irlanda, Portugal, Suecia, Tuvalu, Vanuatu, Gales y el estado de Washington, de Groenlandia y de Quebec, y en tanto miembros asociados Nueva Zelanda y el estado de California.

Durante el evento, se abordaron una serie de temas críticos relacionados con la transición hacia una economía libre de petróleo y gas. Fundamentalmente, se hizo hincapié en la necesidad de promover una transición energética sostenible, diversificando las fuentes de energía y reduciendo la dependencia de los combustibles fósiles. Se discutieron estrategias para acelerar la adopción de energías renovables y tecnologías limpias y los reconocidos oradores compartieron perspectivas valiosas y propuestas concretas para avanzar en esta importante causa.


Uno de los aspectos más destacados del evento fue la participación de destacados líderes mundiales en la conferencia. Dan Jørgensen, Ministro de Cooperación para el Desarrollo y Política Climática Global de Dinamarca, compartió su visión sobre el papel crucial de la alianza en la reducción de las emisiones de carbono a nivel mundial.

Por su parte, en representación de Canadá, Catherine McKenna, ministra nacional de Ambiente y Cambio Climático, y Francois Legault, Primer Ministro de Quebec, destacaron la importancia de la cooperación internacional en la transición energética de forma que se pudieran unir los esfuerzos individuales en pos de alcanzar una meta común: combatir la emergencia ecosistémica.


Del otro lado de la frontera, Jay Inslee, Gobernador de Washington, compartió su experiencia reciente en la materia y ratificó su compromiso ambiental. Dentro de la delegación estadounidense también resalta la participación de Al Gore, Chair del Climate Reality Project y ex Vicepresidente de EEUU y Yana García, Secretaria de Protección Ambiental de California.




Comentários


Nuestras redes
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Icono social LinkedIn
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page