top of page

Cambio Climático: impacto y vulnerabilidad en el Sudeste Asiático

El Sudeste Asiatico fue golpeado por una ola de calor en abril y mayo de este año. La región, altamente vulnerable al cambio climático, fue azotada por cifras récord, registrándose temperaturas de hasta 45°C en partes de India, Bangladés, Tailandia y Laos, inusualmente altas para la época del año.


Mientras que en Tailandia las altas temperaturas, sumadas a la humedad, significaron un aumento de la sensación térmica en algunas partes del país por encima de los 50°C, el Departamento Meteorológico de la India (MID) advirtió el 22 de mayo nuevas olas de calor en Nueva Delhi. Esto es particularmente problemático en áreas cercanas a la capital, que cuentan con una población de más de 20 millones de habitantes y donde la combinación de largas jornadas laborales -muchas veces bajo el sol- y las altas temperaturas representan un riesgo para la salud de la población. Se registraron al menos 13 personas fallecidas por insolación y varias personas en riesgo de salud por causa del calor. Al efecto, se tomaron medidas de cierre en todas las escuelas y universidades hasta la disminución de las temperaturas, y la cancelación de eventos públicos.



Por otro lado, a comienzos de abril Bangladés registró su temperatura más alta en un espectro de 60 años, mientras que Laos también alcanzó su máximo con 43°, superando al anterior registro más alto en 2019.


Si bien es cierto que en la actual época del año siempre se registran aumentos en las temperaturas, lo novedoso en estas semanas es la duración del fenómeno. Transcurrieron dos meses de temperaturas extremas en el Sudeste Asiático, que ya es considerado como una de las zonas más vulnerables al cambio climático a nivel global.


Los gobiernos de la región advirtieron a la población sobre los riesgos de los golpes de calor y pusieron en marcha diversas campañas para minimizar las víctimas fatales. La persistencia del calor extremo amenaza con dañar la salud de la población, y se complejiza aún más en las zonas donde hay un alto nivel de pobreza, gran cantidad de personas hacinadas en habitaciones mal ventiladas, y donde es casi imposible acceder a servicios de acondicionamiento.


En octubre del 2022 Naciones Unidas informó que las olas de calor en esta región serán aún más frecuentes, intensas y fatales en el futuro, como consecuencia del cambio climático. La organización especificó que ello puede agravar factores preexistentes, dañando la salud humana y causando riesgos psicológicos y sociales en las comunidades del Sudeste Asiático.


Nuestras redes
  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter
  • Icono social LinkedIn
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page